SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE CAZORLA (JAÉN): LOS MIRADORES DE LOS POYOS DE LA MESA




Recuerdo aquella escena en ByN como si hubiera sucedido hace unos días, la semana pasada. Quedé impactado, boquiabierto, en casa todos contuvimos la respiración al contemplar tan impresionante acontecimiento. La mañana siguiente, como si del partido de la jornada fuera, los corrillos de niños, jóvenes y adultos se preguntaban al unísono ¿cómo harían aquello? Félix no fue el mismo, hubo un antes y un después de aquella mágica noche que quedó grabada en la retina de toda una generación.

Cuentan que, en una ocasión, Félix contempló como un águila apresaba un pequeño rebeco y, desde entonces, se obsesionó por recrearla y mostrarla a todo el mundo.

Años después dijeron que Félix era un manipulador, que aquello estaba preparado, que nos engañó a todos,... ¡Que tontería!.

Félix nos engañó a todos, que duda cabe, pero igual que nos engaña el ilusionista, el que nos sorprende con enigmáticos juegos de cartas y el mentalista que parece adivinar nuestro pensamiento. Félix sencillamente pretendió ilusionarnos, nos mostró, nos regaló (cinematográficamente, claro está) lo que en un momento pudo llegar a pasar allí afuera, lo impresionante y cruel que puede llegar la naturaleza. Lo hizo cada semana durante muchos años. Se trataba de una escena que duraba un minuto y quién sabe el tiempo que se tardó en completar


Y tuvimos la suerte de que fue allí. Cuentan que aquella escena grabada en mi memoria, espero que para siempre, fue rodada en nuestra sierra, dicen que fue en los Poyos de la Mesa, ese balcón natural sobre el Gran Río y la asombrosa orografía que este conforma a su paso.

En uno de los resaltes pétreos colocaron la cabrilla o el mufloncillo (cabras ambas, al fin y al cabo), el águila entrenada arremetió probablemente una y otra vez sin conseguir despegar con su pesada presa. Finalmente, cuentan que el ingenio de aquellos naturalistas hizo el resto, una cabra “hueca” fue la que consiguió remontar el aguila y volarla barranco abajo, la que todos vimos pasmados.

¿Y qué, si todo fue un montaje? Lo creímos a pies juntillas, formaba parte de la magia del cine, nos abrió los ojos a un rincón de nuestra tierra olvidado, restringido a unos pocos porque a los de allí, los habían echado. Los poyos de la Mesa, la Nava de San Pedro, el Adelantado,…!CAZORLA¡. En la memoria colectiva caló tanto la herencia de Félix que actualmente, siguen identificándolo casi exclusivamente con este vocablo.

Queríamos disfrutar de ese balcón, calmosamente, sin prisa, poder lanzar la mirada a cada punto del horizonte que desde sus cortados se divisa, sentir el vértigo de sus precipicios, observar los habitantes de la extensa planicie.


Buscamos la comodidad del camino, que la empresa fuera lo más gratificante para los sentidos. Para ello el mejor lugar de partida era, sin duda, la Nava del Espino llegando, tras una ineludible parada en el mirador, frente al despeñadero de los Poyos.











Una piara de jabalíes nos dan la bienvenida. La familia se dispersa rápidamente con nuestra llegada, paramos el coche y ahí esta esa joya de la arquitectura serrana, frente al magnifico horno cerrando los ojos podemos oler a pan, roscos, tortas,...apetece respirar hondo, ¡que lugar tan bonito! ¿por qué dejarán que se arruinen estos lugares?








¡Dispuestos para la partida!


LA RUTA














Iniciamos la marcha por pista amplia, en buen estado, en la que hay una barrera para impedir el tránsito de vehículos





Lo primero que llama la atención es la atalaya que domina la zona, la Cabeza del Tejo





Trufa comienza a sentir la presencia de fauna local








Ganando ligeramente altura, y vistas





monte Segura de Santiago-Pontones, ahora desnudo...





Ascendemos hacia el collado Galán





La umbría conserva una imagen invernal








atravesamos el portillo





Tras cruzarlo dejamos a la izquierda el camino de la cañada de la Media Anega, al otro lado de la loma de la mesa







Comenzamos a divisar el gran Calar de Juana





Vamos encontrando laricios de extraordinario porte y morfología










Pasado el rastrillo de la víbora, llegamos al inicio de la meseta, la caseta de fogoneros de la loma de la mesa nos anuncia de que podemos comenzar nuestro periplo por el destino que hemos elegido, para ello, abandonaremos la senda que traíamos por la derecha buscando acercarnos a los despeñaderos









En nuestro primer mirador atisbamos al fondo la inconfundible mole del (de las ) Banderillas











Si miramos hacia el otro lado, la peña de los tornillos, el calar y la peña de Juana y el Cabañas, sobre impresionantes laricios








Como no, el Aguilón del loco vigía, junto al Cabañas, de la zona





otro balcón...





los "cortaos" son asombrosos





ya divisamos el parador El Adelantado





Viñuela, el puerto de las Palomas y el Mosco





camino del vértice NE



portentoso acantilado





el parador bajo el puerto del Tejo








estampida...










divisamos el vertice, hacia él...








nos vigilan desde el aire





llegamos, desde aquí pocas palabras pueden describir lo que vemos, lástima que el día este "sucio" y no nos permita sacar buenas imágenes





































seguimos hacía el vértice SE, siempre por el filo del precipicio











una última mirada a la planicie

 






primera aparición del picón de los halcones




de nuevo el Aguilón

















otra piedra del agujero








caminando por los miradores del borde sur











el calar y peña Juana











desde aquí, el Aguilón parece alpino
















encontramos este pequeño Santuario del que desconocemos sus circunstancias




el camino a "praera" Marchante, quedará para otra ocasión










de regreso, la cabeza del Tejo nos anuncia la finalización de nuestro paseo








Finalmente, parada obligada en el puerto de las Palomas y visual al horizonte
















EL VIDEO






DATOS TÉCNICOS



Denominación
LOS MIRADORES DE LOS POYOS DE LA MESA
Fecha
10/03/2012
Itinerario
Nava del Espino - collado Galán - Poyos de la Mesa (perimetro)
Acceso
Cazorla-La Iruela-Puerto de las Palomas-Empalme del Valle-Camino de las Navas
Inicio
CF Nava del Espino
Fin
CF Nava del Espino
Tipo de trayecto
Semi - Circular
Tipo de firme
Pista/Senda y sin ella 
Estación
Primavera/Otoño/Invierno/Verano
Distancia
12,24 kmts
Dificultad
Facil 
Tiempo estimado
5 horas  
Cota mínima
1.282 mts
Cota máxima
1.627 mts
Desnivel acumulado
Subiendo: 386 mts.    Bajando: 386 mts.
Sugerencias
Llevar agua para el recorrido, no hay fuentes potables. Evitar las horas centrales del día, especialmente en el estio. No abandonar basura. No encender fuego. Precaución en los miradores, riesgo de precipitación.
Track
Movil
Cobertura Movistar en la planicie 
Mapa
Bibliografía
Experiencia propia. Agradecimiento a mi amigo y compañero de ruta M. Rey por la aportación gráfica al reportaje














2 comentarios:

Oberkland dijo...

Preciosa esta ruta, tiene poca dificultad y a la vez te hace adentrarte en la sierra sin peligro a perderte y poder disfrutar de unos mágnificos cortados y vistas impresionantes. Un abrazo.

Galenomam dijo...

Y sobre todo la tranquilidad de recorrer paso a paso este lugar, sin carreras, disfrutando en cada mirador. Creo que la recordaré mucho tiempo.
Espero saludarte en algún batute de quién tu ya sabes...
Un abrazo