SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

DESPEÑAPERROS (JAÉN): ALREDEDOR DE LA MESA DEL REY

MESA DEL REY


El parque natural de Despeñaperros es una zona geográfica bastante conocida. Suponer un paso forzoso y constante entre Castilla y Andalucía y representar un angosto desfiladero por donde la circulación de vehículos se ralentiza ofreciendo la posibilidad de admirar el entorno, hace que muchas personas sin haberse apeado, sepan localizarlo en el mapa. Sin embargo, Despeñaperros es algo más que una carretera y un paisaje a recordar, aunque bien es de reconocer que casi todo ello se lo debe a este ancestral paso geográfico y vía de comunicación entre la meseta y el sur.

Tras los asentamientos prehistóricos desvelados por la riqueza pictórica rupestre existente en la zona, los Íberos se establecieron en la zona, justo por encima de donde transcurre ahora la autovía y nos dejaron unos formidables exvotos en la cueva de los muñecos y el cerro del castillo junto al collado de los jardines en el camino a Aldeaquemada, sometidos a intenso expolio.

Es posible que los Romanos trazaran por aquí sus vías de comunicación con el interior de la península desde la poderosa ciudad de Castulo (Linares), aunque recientes estudios de caminería e otorgan la categoría de vía ancestral al camino del Muradal, tradicionalmente se la ha achacado el origen transpirenaico al conocido “empedraillo”, que probablemente se date con bastante posterioridad, sobre el siglo XVI. 

Sin embargo, el entorno que describimos fue testigo de uno de los hechos históricos más conocidos y con mayor trascendencia en la historia de este país: la batalla de las Navas de Tolosa de donde parece que procede una de las versiones (probablemente equivocada) del topónimo “despeñaperros” ya qué, tras la batalla, se cuenta que las tropas cristianas despeñaron por las crestas rocosas del desfiladero a los agarenos, más conocidos entre estas como “perros” infieles (aunque, en realidad, parece que los que quedaron fueron pasados a cuchillo y los que pudieron huir, fueron perseguidos hasta la fortaleza de Vilches).

Desde que se conoce, Despeñaperros fue núcleo de acción de temidos bandoleros y asaltantes de caminos que aprovechaban la orografía del terreno y el frecuente y necesario paso de diligencias entre la capital y Sevilla-Cádiz. Esta fue la causa por la que Carlos III, a la par que ordenó abrir una nueva vía por donde ahora la conocemos, se decidió a acometer una de las empresas más arduas de su reinado, la colonización de Sierra Morena. Cuentan que por aquí campó a sus anchas el archiconocido José María Hinojosa “El Tempranillo”, hasta un abrigo o covacha de estos riscales lleva su nombre en los mapas, sin embargo se cuestiona con fundamento que tal personaje ejerciera por stos lares. También se excavaron sus entrañas en busca de mineral y, finalmente, el ferrocarril se hizo un hueco por este angosto terreno para unir la meseta con Andalucía a finales del S XIX.

Bien, pues con todo este bagaje, nuestra ruta está impregnada de historia. Discurriremos por donde tesoros llegados de las Américas pasaron para llegar a la Corte, por donde los bandoleros tratarían de impedirlo, por donde las tropas cristianas al mando de Alfonso VIII penetraron en Al-Andalus sorteando las huestes musulmanas y montaron su campamento previo a la batalla, visitaremos finalmente el lugar donde no pocos dejaron seguramente su vida intentando sacarle las entrañas a la tierra. Todo ello en un día precioso de enero, con el cielo limpio que nos permite otear el horizonte, con el arroyo del rey acompañándonos convertido en un auténtico río sonoro y difícil de franquear y con el avistamiento de fauna local, ciervos y buitres que hicieron  que el esfuerzo de la caminata se viera recompensado con creces.



LA RUTA

Parte nuestra excursión de la aldea de Miranda del Rey, próxima a Santa Elena y buen lugar donde dejar el coche.








Se encuentra en un precioso paraje rodeado de huertas y con unas vistas impresionantes al cerro y collado de La Estrella, lugar más elevado de toda Sierra Morena (1298 m.).





A la salida de la aldea acaba el asfalto y a cien metros encontramos un cruce de caminos señalizado. Al frente podemos llegar a los restos árabes del molino del Batán, destino de otra ruta. A la izquierda encontramos el precioso camino que nos llevará al paraje de La Aliseda donde hubo un afamado balneario frecuentado por la aristocracia de finales del siglo XIX y principios del XX, compartiendo la antigua vía romana y acompañada por el río de la Campana. Nosotros tomaremos el camino que parte a la derecha y que está denominado en el cartel como de “El Empedraillo” y que recorreremos en su totalidad. El inicio transcurre por entre parcelas y casas de fin de semana de la aldea de Miranda del Rey. Tras pasar la última, a poca distancia, encontraremos una curva a la izquierda en el camino principal, en esta parte a la derecha la vía romana que encontraremos más adelante y que sirve de camino de regreso al sendero que ahora seguimos.





Una bajada nos llevará a la puerta que impide el acceso a vehículos no autorizados. Tras cruzar la barrera empezamos a introducirnos en bosque conformado por alcornoques, algunos eucaliptos y pinos resineros de repoblación. Es un camino más o menos recto en permanente y suave subida y acompañado por el río de La Campana. Llegamos a un cruce y decidimos recorrer los 500 mts que nos separan del maravilloso paraje donde se sitúa el cortijo de El Hornillo.





En otros tiempos debió ser un fértil lugar donde frutales, olivares y una amplia huerta, ahora colonizada de pinar, junto con la abundante caza de la zona satisfacerla ampliamente las necesidades de sus moradores.





Tras otear desde la ruinosa construcción, volvemos de nuevo sobre nuestros pasos los quinientos escasos metros que nos apartamos de nuestra ruta. Ascendemos ahora decididamente en busca de los cien metros de calzada bien conservada conocida como el empedraillo.





Es impresionante encontrar aquí, en medio de la nada la calzada, este tramo perfectamente conservado de historia, afortunadamente se ha realizado una variante del camino para preservar esta joya.
En el ascenso, encontramos a la derecha un cruce que nos lleva a Miranda del Rey como camino de regreso y al salto de la Graja, también señalado en el cartel como del Fraile. Es interesante visitarlo en épocas de lluvia, cuando el arroyo del Rey fluye caudaloso.





Al terminar de cruzar este trozo de historia escuchamos el clamor del agua rebosando por el pantanillo construido en el arroyo del Rey y que sirve de avituallamiento a la ganadería montera que abunda por la zona, ciervos y jabalíes principalmente.





Hacemos un descanso para contemplar la rebosante pantaneta.








Continuamos para encontrarnos con un nuevo cruce importante. Al frente nos llevará al puerto del Rey, por donde cuentan las narraciones coetáneas, descendieron las tropas cristianas tras ser dirigidos por el pastor Martín Alhaja (o Halaja) para evitar el insalvable paso de la losa.





Desde este puerto podemos continuar hacia adelante hasta las ruinas de la aldea de Magaña, por la derecha crestearemos sierra morena por el límite entre las comunidades de Andalucía y Castilla La Mancha pasando por la peña de Malabrigo y el puerto de EL Muradal y,





por la izquierda podemos coronar el cerro de la Estrella tras ascender por el amplio cortafuego.





Volvamos al cruce donde nos quedamos, junto al pantanillo de el arroyo de el Rey, seguiremos el camino principal, a la derecha que nos llevará llaneando por la falda de las cumbres de esta zona de sierra morena.





Aquí es donde mejores panorámicas tendremos, especialmente de la meseta donde acamparon las tropas cristianas conocidas como Mesa del Rey.





A la izquierda el amplio barranco del arroyo del Rey que descenderemos más adelante.





Caminamos ahora por un cuidado bosque de alcornoques con evidentes signos de ser explotados en la extracción de corcho. Llegamos por fin a un nuevo cruce señalizado que nos indica que, al frente, nos dirigiremos a las ruinas del castillo de Castro Ferral, tomaremos el desvío de la derecha que indica sin más María Pía.





Iniciaremos un continuo descenso por una bonita pista poco transitada





hacia la dehesa de las Yeguas pasando junto a las ruinas del cortijo del mismo nombre con excelentes vistas a Castro Ferral y al puerto de Despeñaperros.








Pronto comenzamos a escuchar de nuevo el ahora caudaloso arroyo del Rey y es que estamos metidos en su barranco próximos al Pozo de María Pía que alcanzaremos tras bajar una fuerte pendiente del camino.











Nos dispondremos a cruzar el arroyo por donde mejor podamos ya que el antiguo puente se encuentra derruido. Contemplamos un socavón de desagüe y los que seguramente fueron lavaderos del mineral.





Comenzamos el ascenso por un sendero poco marcado que nos llevará al camino existente en la vertiente contraria a la que traíamos. Sin perdida pero siguiendo con el ascenso llegamos a un collado que nos dirige a través del camino de servicio de la casa rural La mesa del Rey a la carretera que comunica Santa Elena con Miranda del Rey.





Ahora, en dirección a Miranda, circulamos por la zona próxima al cortijo de las Américas, donde sucedieron las acometidas de la batalla que determinó el declive del poder musulmán de Al-Andalus.





De regreso podemos detenernos a la entrada en Santa Elena en el centro de interpretación de la batalla de las Navas de Tolosa y entender interactivamente el desenlace de este acontecimiento histórico.





EL VIDEO





DATOS TÉCNICOS


DenominaciónALREDEDOR DE LA MESA DEL REY
Fecha04.01.2011
Localización
Aldea de Miranda del Rey (Santa Elena)
Acceso
Desde la autovia A-4, bien entramos en Santa Elena y pasando junto al cuartel de la Guardia Civil continuamos al frente hacia Miranda o bién directamente desde la autovia tomamos la desviación señalizada como Miranda del Rey. A 5 kmts, en la aldea, dejaremos el vehiculo.
InicioMiranda del Rey (Santa Elena)
FinMiranda del Rey (Santa Elena)
Tipo de trayectoCircular
Tipo de firmePista, sendero
EstaciónPrimavera/Otoño/Invierno.
Distancia17'790 kmts
DificultadMedia
Tiempo estimado4 horas
Cota mínima618 mts
Cota máxima956 mts
Sugerencias
Llevar agua. No aconsejable en verano.
TracksWIKILOC
MovilCobertura Movistar en todo el recorrido.
Mapa
BibliografíaPropia experiencia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por la ruta y por el reportaje fotográfico tan bien explicado y documentado.

Muchas gracias!

Salu2

Angel dijo...

Cantidad y variedad de rutas muy bien detalladas y documentadas, para un amante de la naturaleza como yo, es una alegría que haya tanta gente blogera que tengan actividades relacionadas con el campo, medioambiente ó, como quiera llamarlo cada cual.
Un saludo para tí y otro para Paco Luís el del "Llavín" que lo he visto por ahí en alguna foto.

Anónimo dijo...

estaba usmeando sobre despeñaperros, sabia algo de ese sitio y de su historia les sugiero unas fotografias del arte rupestre que se halla por el sector, me encanto el relato de su travesia, aproposito el caminor real referenciado supongo se construyo encima de la calzada romana, corrijanme si me quivoco, un abrazo desde Colombia

Galenomam dijo...

Agradecido por los comentarios, traslado el saludo de Ángel a Paco Luís. En cuanto al comentario realizado desde Colombia, decirle que es una satisfacción que desde la distancia se interesen por esta preciosa zona. Efectivamente, el camino real circulaba por lo que se supone son los restos de una antigua calzada romana que no discurre por el paso actual (Despeñaperros), sino por otro ´menos abrupto y accesible para aquellos tiempos. Finalmente decirle que toda la zana esta repleta de pinturas rupestres y arte Ibero, existiendo en la zona dos o tres santuarios conocidos que hablan de la importante presencia de estos pueblos en la zona.
Saludos

Andrés Torres dijo...

Hola querido amigo.Verá, somos un club de senderismo recien creado en Vilches (Jaén). Estariamos muy interesados en realizar como nuestra primera ruta esta que usted propone de los alrededores de la Mesa del Rey. No habiendo estado antes en la zona, ¿considera usted muy descabellado que hagamos esta ruta? o por el contrario está bien señalizada y no deberiamos tener problemas, con vallas, puertas, ganado bravo y todo eso? le agradecería que me enviara cuanta mas información a senderismovilches@gmail.com. La fecha elegida para la ruta es el 29 de octubre de 2011. Un saludo, mil gracias y enhorabuena por este gran blog.