SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA NEVADA (GRANADA): LAVADEROS DE LA REINA


LOS LAVADEROS DE LA REINA


Este es uno de esos rincones que hemos “arrancado” a nuestras sierras, uno de esos parajes que hemos convertido en lugar de culto y peregrinación. Si, digo culto y peregrinación y me quedo tan pancho. A fin y al cabo, el ritual es el mismo, culto en el sentido de adoración y, peregrinación, en el de romería y procesión. Quién haya estado en aquél lugar, al menos una vez, sabe a lo que me refiero.

Según cuentan la mejor época para visitar esta zona es la primavera y dependiendo el momento en que lo hagamos, primavera precoz o tardía, visualizaremos el entorno de manera diferente. El rincón es un circo glaciar donde el deshielo provoca fenómenos inusuales, más teniendo en cuenta las latitudes en las que nos encontramos. Unos años puede suceder fugazmente y en un par de semanas haber desaparecido toda la cohorte de sucesos que hacen del paraje un lugar único. Otros años, en los que la nieve ha sido más abundante y se ha consolidado con fuerza, podemos disfrutar durante más tiempo y hasta bien entrado el mes de junio.

La nieve y su consecuencia al actuar el sol primaveral y comenzar el deshielo, es la aparición de grandes torrentes de agua que conforman arroyos que, a su vez, confluyen en riachuelos que como topos horadan túneles en la nieve y estos, empapan el terreno formando uno de los endemismos de estas sierras: los borreguiles. Además, como hay lugares rocosos y abruptos, al despeñarse , forma bellas cascadas por diversos lugares. Más abajo, en el prado, el agua se remansa en charcas y, todo ello, adornado de florecillas y endemismos de diferentes tonalidades que junto con el horizonte, completamente cerrado menos a poniente aportan un colorido inusitado al lugar.


La casualidad, un comentario sobre el lugar que nos ocupa en una caminata que nos dimos Eduardo, Rosa y quién suscribe por El Guindo en otoño, ha llevado finalmente a que visitar los Lavaderos de la Reina haya sido mi primer contacto pateando Sierra Nevada. Siempre pensé que subir al Veleta o la Vereda de la Estrella serian la opción más natural para mi primer cara a cara con esta maravilla de la naturaleza, a fe cierta que alabo el día que recibí el e-mail avisándome de la proximidad de la ruta dado que había noticias de que la nieve se estaba retirando velozmente.
¡Como disfruté, rediez! Lo que más lamento es que aún no tengo la cámara con el angular que quisiera, pues el lugar lo requiere.




LA RUTA

Quedamos en Cenes a desayunar. Todo el mundo apareció puntualmente. Parece que a última hora hubo deserciones. Si hubiera sabido donde íbamos mirando como estaba el cielo en esos momentos habría dado media vuelta. ¡maravillosa ignorancia!


Cargamos los coches y dirección Guejar, pasando previamente por Pinos Genil y el bonito pantano de Canales que remansa el Genil antes de entrar en Granada. Pasada esta localidad, tomamos la estrecha pista asfaltada que se dirige a Cortijo Balderas, solo que tras franquear un erguido peñón junto a la pista que llevamos, debemos tomar el desvío que sale a la derecha y que nos bajará al rió Maitena, afluente del Genil y que da nombre a la celebre estación-apeadero del antiguo tranvía que subía desde Granada. Lo cruzamos a la altura del molino del Coto y desde aquí “to-pa-rriba”. Sin dejar el camino principal, a su inicio aún asfaltado y un poco más arriba ya de tierra subimos llamándonos la atención primero los cerezos con su fruto casi a punto y más adelante los robles de bajo porte pero que conforman un bosquete curioso a estas alturas. Tras varias revueltas en el camino con vistas permanentemente en ascenso al embalse de Canales y a la vega granadina al fondo encumbramos en la loma de las Cunas de los Cuartos. El escenario cambia radicalmente pues estamos frente a los tresmiles más emblemáticos de Sierra Nevada: Mulhacén, Veleta y Alcazaba.



Más adelante una concentración de vehículos, mayoritariamente todo-terrenos, aparcados junto al camino nos anuncia que el comienzo de nuestra ruta se halla próximo, una cadena impide el paso de vehículos, nos encontramos en el inicio del Parque Natural.







Conforme nos bajamos de los coches nos dirigimos como imantados a un peñón cercano a tomarlo como atalaya para divisar lo que frente a nosotros se vislumbra, lástima que las nubes se encuentren atrapadas en las cimas por la otra ladera, bueno ¡lastima! y ¡suerte! Mientras estén ahí retenidas, nos dejarán en nuestro periplo. 




















Nos encontramos aproximadamente a 1900 mts, tomamos nuestros pertrechos y comenzamos el devenir el sendero que atraviesa la extensa y  “cansina” Loma de Papeles. El sendero circula paralelo en gran parte a la antigua acequia artesanal de pizarra,  pasamos en la ida muy cerca del punto geodésico (2424 mts)  que tocaremos a la vuelta. El sendero continúa ascendiendo imperturbablemente hasta llegar al refugio de Peña Partida, parada obligada para el resuello y para realizar un refrigerio antes de afrontar el último tramo. Aquí existen coincidencias con el Sulayr, ese gran sendero de Sierra nevada que lo circunda en toda su extensión.




































Partimos de nuevo algo más repuestos sin dejar de ascender, percibiendo al frente la presencia de neveros que nos anuncia que nuestro destino se acerca. Súbitamente, encontramos uno de estos neveros que nos hace reflexionar soble la mejor posibilidad de afrontarlo, al frente se encuentra el cerrillo del Trigo (2638 mts) lo que nos indica que ¡estamos aquí!

















































Decidimos vadear el nevero por la parte baja y ascender ya decididamente hasta encajonarnos en la primera parte, la antesala de lo que será un auténtico espectáculo sensorial.

Nos encontramos en una de las fuentes del Maitena, al frente y arriba algunos impresionantes tresmiles: Covatillas (3115 m), Puntal de Juntillas (3143 m) y Picón de Jerez (3088 m).

A partir de aquí pasear detenidamente descubriendo cada recóndito rincón es lo que tercia. Las fotos no logran recoger la realidad.




















































Tras un buen rato oteando y atisbando el terreno, nos ponen sobreaviso unos  extraños rugidos gástricos que nos decide decantarnos por llenar la panza pero, eso si, ¡sin dejar de mirar alrededor! . El retozo digestivo se hace imperturbable, estamos boquiabiertos.


































Toca retirada, pero no cualquier retirada, se trata de una de las bajadas más bonitas que he hecho en mi vida, junto al cauce del torrente, junto a las cascadas, por neveros que se nos atraviesan y por un interminable pedregal con el horizonte abierto al prado donde la coqueta charca de Covatillas nos espera a nuestra vera para decirnos que comencemos a mirar para atrás y despedirnos de este bendito rincón tan cercano, tan próximo que hace bueno el lema de  porqué buscar lugares exóticos y lejanos, ignorando lo que nos puede ofrecer nuestro medio más cercano













































El regreso, tan “cansino” como la venida,  por la meseta de las borregas, buscando la loma de papeles y, desde ahí, luchando con un fuerte viento de costado llegamos aturdidos a donde nos esperaban los coches, ya se habían ido muchos, pero aún quedaban algunos.  Nos quedaba, como no, una última visual a los tres colosos, ahora sin nubes, límpios, con sus impresionantes barrancos.




















































En un periquete, tras siete horas de aventura estábamos en Cenes tomando un refrigerio y comentando los pormenores. En la tele, el Nou Camp celebraba la Copa de Europa del Barsa. 

Por cierto al final regresé con mi billete de 50 € sin lograr colocarlo. Chicos, os debo una (por lo menos).









EL VÌDEO








DATOS TÉCNICOS


DenominaciónSierra Nevada (Granada): Los Lavaderos de la Reina
Fecha29.05.2011
Itinerario
Loma de Papeles - Refugio de Peña partida - lavaderos de la reina - Loma de papeles
Acceso
Desde Güejar Sierra hay que tomar dirección a Cortijo Balderas. Al pasar junto a un peñón al lado de la carretera, tomamos la desviación hacia la derecha, aún asfaltada que nos baja al Molino del Coto y, desde este punto todo es ascenso por la pista principal hasta la loma de papeles, donde hay una explanada para dejar los vehículos.
InicioLoma de Papeles (cadena de entrada al Parque Natural)
FinLoma de Papeles (cadena de entrada al Parque Natural)
Tipo de trayectoLineal - Circular (una parte)
Tipo de firmeSendero y sin él
EstaciónPrimavera (finales de Mayo, principios de Junio) 
Distancia19,49 kmts
DificultadModerada. En algunos puntos muy concretos, dificil.
Tiempo estimado 7  horas  
Cota mínima 1.983 metros
Cota máxima 2.687 metros; Desnivel +: 912mts; Desnivel -: 849 mts
Sugerencias
No hay fuentes en el camino. Hay una acequia pero el agua no está tratada. Cuidado en los lavaderos con los hundimientos de la nieve (por debajo corren ríos de agua) y con los hundimientos en los borreguiles (en algunos puedes meterte de barro hasta la cintura). Las pizarras resbalan en mojado. Si se alcanzan en época temprana, pueden hacer falta crampones para caminar por la nieve en algunos lugares.
TracksWIKILOC
Movil
Cobertura Movistar en bastantes zonas del recorrido.
Mapa
BibliografíaExperiencia de los acompañantes, ya expertos. Algunas rutas consultadas en la web donde abundan. Las batallitas y notas que Eduardo me contaba por el camino.





3 comentarios:

Jordi dijo...

Una ruta indispensable cuando llega la primavera a Sierra Nevada. Por lo que veo, bastante menos nieve que el año pasado. En cualquier caso una ruta preciosa que seguro disfrutasteis de lo lindo.

Un saludo desde Linares...
Jordi

Galenomam dijo...

No se como estaba el año pasado pero, para mi, fue espectacular. Cierto que los compas que me llevaron, ya veteranos, dijeron que había poca nieve. Ello nos permitió subir y adentrarnos bastante.

Un saludo para ti Jordi, también desde Linares.

salva dijo...

Bonita descripcion.Tengo ganas de hacerla.Haber si puedo para la samana que viene.Gracias,por la informacion.Saludos