SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

SIERRA DE LAS VILLAS (JAÉN) CIRCULAR A GUARONDO (embalse del Aguascebas)

GUARONDO


La primavera está siendo benévola conmigo, por eso decidí hacerle una visita. El lugar era lo de menos pero llevaba tiempo deseando venir a Guarondo por primavera, siempre lo había visitado en otoño. 

Las múltiples combinaciones de azul y verde conformaban el escenario. Gacelilla y Trufa me acompañaban, ¡que más podía pedir! ¡a disfrutar!

Guarondo es un lugar mágico. En un área de terreno no muy extensa se concentran parajes tan impresionantes como La Osera con sus cascadas, la exquisita atalaya de Navazalto (que visitaremos por la tarde), los prados de Maguillo y los Chopos, la agradable nava del Rico, ... De aquí hasta el collado del Pocico hubo vida. De ello, da fe la escuela de la Fresnedilla ahora convertida en observatorio astronómico que recogía los "cachorros" serranos primero y los de los "jipes" que vinieron después, cuando los otros se marcharon en busca de mejor fortuna dejando atrás sus tierras de siempre.

Numerosas cortijadas circundan Guarondo, muchas de ellas dedicadas ahora al turismo rural porque el entorno es muy visitado, por lo bello y por lo accesible que resulta.

Guarondo, lo que había aquí antes de que hicieran la presa, "A-G-U-A-E-R-O  H-O-N-D-O". Ahora lo llaman embalse del Aguascebas, uno de tantos aguascebas como por esta sierra de las villas se nombran. Este, el que surge de aquí, es el Aguascebas Chico, de la mezcla de las aguas del Aguascebas de la Fuente del tejo, que nace por allí arriba, por el camino que lleva a las llanuras de Jabalcaballo y del Aguascebas de Chorrogil, el de la cascada.







CHORROGIL

Cuando vi, o mejor, cuando escuche por primera vez Chorrogil me llené de asombro. Conocía la Cimbarra, la Cola de Caballo de la cerrada de Utrero pero esta cascada tenía un “que-se-yo” fuera de lo común. Cierto que lo sorprendí en pleno exabrupto, tras unos días de copiosas lluvias y el caño era impresionante. Lo forma otro Aguascebas, claro, el de Chorro Gil, y nace en la base del Pardal; se le añaden, por la derecha, las aguas del arroyo de la cañada del avellano que descienden en su búsqueda desde las llanuras de Jabalcaballo. Un poco antes de llegar a Guarondo es por donde se precipitan en una impresionante hoya caliza que sirve de caja de resonancia para que su eco se multiplique y pregone, el Tranco del Acebo.












LA RUTA

Partimos de la explanada que hay unos metros antes de llegar al pantano. Allí dejamos el vehiculo y nos dirigimos en dirección contraria a este hasta llegar al primer carril que sale a la izquierda donde se encuentra el panel de inicio, bueno ahora hay dos (con algunas imprecisiones) para que no nos perdamos. También se encuentra señalizado con balizas de sendero local que han puesto hará poco tiempo. Dejamos el asfalto y tomamos el carril que sirvió de vía alternativa cuando construyeron la presa, para atravesar la sierra de las Villas.












Saludamos a la fauna local








En unos metros, nos encontramos con un cruce. Un camino se va por la vaguada de nuestra derecha buscando La Palomera. Nosotros seguimos por el principal que va girando hacia la izquierda, con vistas a la "Morrá", rodeando el pantano y en suave subida dejando ahora a la izquierda el cortijo del Robledo. Llegados a un collado, comenzamos a percibir que el salto está próximo. La intensidad del eco desvela como viene de agua.




















Bajamos decididamente por una inclinada rampa hasta encontrarnos de frente con esta maravilla de la naturaleza. No debemos conformarnos y podemos acercarnos hasta casi la base de la cascada, donde el estruendo rompe con el suelo y levanta una nube de agua que ante nuestro descuido termina por empaparnos.















Tras disfrutar con el espectáculo acuático, volvemos por la sendilla hasta tomar de nuevo la pista que traíamos, cruzamos el puente y comenzamos a ascender. Conforme remontamos, si nos giramos, podemos observar nítidamente los voladeros del Tranco del Acebo donde anidan los abundantes buitres.



















Al coronar el collado se nos abre a la derecha, casí imperceptible por el paso del tiempo, una vieja senda que asciende por la Morrá directamente hasta las llanuras de Jabalcaballo y, desde allí, podemos pasar al valle del Guadalquivir por Peña Corva.







Ahora, seguiremos al frente, buscando el idílico Prao Maguillo, este de las Villas, pero tan paradisiaco como el de la sierra de Segura, allí por los Anchos y la cañada del Saucar. Casi sin darnos cuenta, llegamos a este paraje donde numerosas rodadas han dejado feos surcos en el prado. Escuchamos el rumor del Aguascebas de la Fuente del Tejo que viene de la fuente que le da nombre para desaguar en Guarondo. Antes, se juntaba con el de Chorrogil formando el Aguascebas Chico. Ahora las aguas se entremezclan en el remanso embalse y cuando salen por el rebosadero así se llama.












Tenemos que cruzar, viene crecido, pero han hecho una pasá de bloques de hormigón perpendiculares al cauce. Antes había un tronco, luego hicieron un vado y, ahora lo del hormigón, pronto, cuando terminen de rehabilitar estos cortijos harán un puente.











Cruzamos y nos sentamos a la sombra a disfrutar del sosiego del lugar. Trufa está radiante con tanta agua, hierba y florecillas.




















Reanudamos para afrontar el cortijo de Prao Maguillo enclavado en un lugar de ensueño, ahora en rehabilitación.










Después remontamos un poco y pasamos por el de Candida y el de Consuelo que parece haberse convertido en Tiná.











Sigue nuestro camino ascendiendo suavemente hasta un cruce donde se divide, a la derecha nos lleva a los Praos de Coca, nosotros seguimos por la izquierda hasta la Majá del Carnero donde hay un bonito cortijo con paneles solares. Aquí cuenta Gómez Muñoz que hubo un cementerio que construyeron para los serranos de estos lugares y que jamás llegó a estrenarse, ofreciéndose una buena cantidad de dinero para el primero que enterrara allí a su difunto ¡nada!, prefirieron seguir llevándolos a Mogón o Villacarrillo.






Descendemos a un arroyo y subimos hasta una era desde donde divisamos nuestro destino vespertino: Navazalto. Desde este lugar el camino descendente nos guiará definitivamente camino abajo por tierra de setas hasta Guarondo. Antes, dejaremos a la izquierda un devio que se dirigía al molino de Nofre, después el sendero nos sacará a la carretera.










Al fondo, la muesca que le comieron a la montaña para hacer la presa

 







Por el asfalto, en dos kilómetros y tras pasar por la fuente de Carmen, ahora en horas bajas, llegamos a la presa desde donde podemos divisar el paso del Aguardentero que nos permite bajar a Mogón por la Osera.

Eso fue otra historia. La nuestra acaba un poco más delante donde daremos buena cuenta del almuerzo y tras un merecido descanso afrontaremos Navazalto.






























EL VÍDEO





DATOS TÉCNICOS


DenominaciónSierra de las Villas (Jaén): Circular a Guarondo (embalse del Aguascebas)
Fecha22.05.2011
Itinerario
Embalse del Aguascebas - Cortijo de la tía Eufemia ( Canaleja) - Cortijo del Robledo - Cascada de Chorrogil - Poyollano - Pasa del maguillo - Aguascebas de la Fuente del Tejo - Maja del Carnero - Carretera Transversal de la sierra de las Villas - Fuente Carmen - Embalse del Aguascebas.
Acceso
Por la carratera transversal de la Sierra de las Villas, a unos 22 kmts de Mogón, llegamos al Embalse de Aguascebas. Justo antes de llegar, a la derecha hay una explanada donde podemos dejar el vehiculo. Unos 100 metros antes de llegar al Embalse se abre un camino a la derecha, señalizado como sendero local bajo el nombre de Sendero de Aguascebas, que accede a Chorro Gil, cascada de agua de gran desnivel, impresionante en épocas de lluvia.
InicioEmbalse del Aguascebas
FinEmbalse del Aguascebas
Tipo de trayectoCircular
Tipo de firmeSendero, Pista
EstaciónPrimavera/Otoño/Invierno/
Distancia8'37 kmts
DificultadFácil
Tiempo estimado 2  horas  
Cota mínima 949 metros
Cota máxima 1.155 metros
Sugerencias
Evitar el verano. Llevar agua, la única fuente es la de Carmen, al final del recorrido y cae muy poca. Subir hasta donde cae la cascada de Chorrogil por une vereda que se abre a la derecha cuando llegamos al puento.
TracksWIKILOC
Movil
Cobertura Movistar solamente en la presa, junto a la casa forestal y el aliviadero.
Mapa
BibliografíaPropia experiencia. Mapa y Guia excursionista de la Sierra de las Villas de la editorial El Olivo.