SEGUIDORES EN GOOGLE +

SEGUIDORES

DESPEÑAPERROS (JAÉN): CIRCULAR POR LAS SUERTES DE MIRANDA

LAS SUERTES DE MIRANDA



En 1767 en la provincia de Jaén se desarrolló una de las experiencias más innovadoras, avanzadas y democráticas  de las que pueden contarse en este Estado: la creación de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena.







La Ilustración, bajo el amparo del monarca Carlos III, diseñó sobre el papel lo que sería una gran Utopía: la repoblación humana de Sierra Morena con personas de países centroeuropeos.



Imagen cortesía de http://www.cosasdeandalucia.com/




De todo aquello, además de la apasionante historia que supuso el empeño dirigido por el maestro Pablo de Olavide nos han quedado poblaciones de diseño atípico en comparación con las antiguas villas existentes, costumbres y carácter poblacional con matices diferenciales al entorno, apellidos sorprendentes en estos lares y numerosas aldeas y cortijadas salpicadas por el norte de la provincia que quisieron ser y finalmente muchas de ellas no pudieron, haciendo buena la tesis utópica. Sin embargo, para la afición que compartimos puede ser una delicia discurrir por ellas, conocer su corta historia y, en ocasiones, su breve existencia.





Este es el caso de MIRANDA DEL REY pequeño núcleo urbano surgido en 1769 para completar el mapa de las Nuevas Poblaciones junto a la antigua Venta de Miranda existente al pie del antiguo camino romano que entraba en Andalucía por el puerto del Rey y, llegando a la actual Aliseda, ascendía hasta Venta Nueva (actualmente área de servicio junto a la A-4) para incorporarse al actual camino de Madrid.






Hoy día Miranda del Rey es una pequeña aldea dependiente del municipio de Santa Elena destinada al ocio vacacional o de fines de semana. Es un lugar lleno de encanto, situado en una amplia Nava y cargada de historia pues en sus alrededores se celebró nada más y nada menos que la celebre batalla de las Navas de Tolosa el 16 de junio de 1212.






Por ello, los colonos que fueron asignados a las diferentes suertes en las que se repartió el terreno, dispusieron de buena cantidad de hierro para sus menesteres contando con los restos de la batalla esparcidos por la zona y que, aún hoy, pueden encontrarse. El Hornillo, las Nogueras, la mesa del Rey, las Américas y la propia Miranda formaron parte del reparto de suertes entre los recién llegados.






Hoy podemos recorrer estos lugares cargados de historia remota y reciente con la ilusión de encontrar tras una revuelta un sarraceno y un cristiano confrontando espadas o un colono alsaciano apellidado Payer limpiando el terreno de monte bajo, para poder iniciar sus cultivos y sobrevivir a los crudos inviernos a los que se enfrentaron en sus inicios.






LA RUTA

Partimos de Miranda con los primeros rayos de sol.






Una luz especial, invernal, ilumina el collado de la Estrella.




En el cruce de caminos existente a la salida de Miranda, tomamos el de la izquierda,  el camino de la Aliseda. Acompañamos al río de La Campana desde su nacimiento resultante de la unión de los arroyos del Hornillo, de las Nogueras y de las Bañas.






Estamos pisando una antigua vía romana sobre la que después se asentó el camino del Puerto del Rey, una de las vías de entrada y salida de Andalucía a la meseta.






Llegamos a la Aliseda, ese paraje encantado que ya hemos comentado en otras ocasiones.





Llegamos a lo grande, pasando bajo el arco triunfal del puente de piedra sobre el que discurre la carretera hacia Santa Elena y paseando entre los hermosísimos piñoneros que tan bien se han adaptado a la zona.














Junto al río por el que ahora discurre poca agua llegamos al otro puente, el que sirve de puerta al área recreativa.












Por allí podemos entretenernos lo que queramos, cualquier rincón nos sorprenderá, pero en nuestro caso ascendemos hacia la carretera para cruzarla y tomar el camino del collado del chaparro. El amigo Juan, que nos acompaña en esta ocasión nos hace observar señales que anuncian una próxima montería en la zona y vemos otras que aún perduran de un pasado no reciente.





Súbitamente nos encontramos con el único escollo del día, el camino se corta por una alambrada y debemos ascender por un pendiente cortafuegos las lomillas de los mendigos.

 








Arriba tenemos buenas panorámcas de sierra Mágina y, en la cercanía, el cerro Luna.














Continuamos por el incómodo cortafuegos hasta encontrar una pista que nos conducirá por el collado de los corchos al cruce del  sendero del molino del Batán, con buena panorámica de las suertes de Miranda.












Este es el lugar elegido para reponer fuerzas y darnos un respiro.Desde aquí ya divisamos claramente la maxima altura de la zona:el cerro de la Estrella, casi 1300 mts.










Una vez repuestos reiniciamos el camino hacia el cortijo del Hornillo, inicialmente buscamos un antiguo sendero que conectaría probablemente este con el molino del Batán, comprobamos su existencia pero casi perdido, ocupado por jara. Lastima, porque este es un cómodo camino que circula por lomas sin accidentes de terreno. Decidimos dejar para otro día su exploración (no será en primavera-verano, pues se encuentra junto a una explotación de apicultura) y Juan nos indica como más conveniente el que sigue la conducción de aguas desde el salto del fraile (o de las Grajas) a La Carolina y que encontraremos con una entrada en pendiente junto a una caseta reguladora en el camino del Batán.








El bonito camino arropado de monte mediterráneo y algún eucalipto ocasional es un sube y baja continuo hasta llegar al entrañable enclave del Hornillo, otro tesoro de Despeñaperros, fuente de vida en otras épocas con ricos huertos, agua, abrigado y bien soleado.














Aquí merece la pena detenernos y contemplar el entorno, inmediatamente surgen historias que algunos hemos vivido en la zona.


















Una auténtica campeona





Finalmente iniciamos el regreso por el camino del empedraillo que nos llevará junto al arroyo del hornillo y sus suertes hasta Miranda de nuevo donde nos espera el vehículo.





En Santa Elena, como no, repondremos liquido amarillo con espuma que hidrata las escasas perdidas sufridas en esta ocasión.


Felicitar al amigo Juan Carlos por su puesta en forma progresiva que va mereciendo ya una salida a la sierra de Segura.



EL VÍDEO







DATOS TÉCNICOS


Denominación
CIRCULAR POR LAS SUERTES DE MIRANDA
Fecha
07/01/2012
Localización
Miranda del Rey, pedanía de Santa Elena (Jaén), distante de esta 4 kilómetros..
Acceso
Desde Santa Elena buscamos el camino asfaltado que se dirige a Miranda del Rey pasando por el Centro de interpretación de la batalla de las Navas de Tolosa. En apenas 4 kilómetros nos encontraremos en esta pequeña aldea.
Inicio
Miranda del Rey
Fin
Miranda del Rey
Tipo de trayecto
Circular
Tipo de firme
Sendero / Pista 
Estación
Primavera/Otoño/Invierno
Distancia
17,59 kmts
Dificultad
Fácil 
Tiempo estimado
5 horas 30 minutos 
Cota mínima
843 mts
Cota máxima
617 mts
Desnivel acumulado
Subiendo: 454 mts.    Bajando: 399 mts.

Sugerencias
Llevar agua para el recorrido. Fuente en la Aliseda. Evitar las horas centrales del estio. No abandonar basura. No encender fuego. 

Track
Movil
Cobertura Movistar en pocas zonas del recorrido.
Mapa


Bibliografía









2 comentarios:

Los Cubatingas dijo...

No se cansa uno de recorrer esta sierra y más aún en tan buena compañía.

Juan D. Salgareño dijo...

Preciosa ruta, lejos de los lugares habituales. Mucho por descubrir en Sierra Morena.